Publicado el

Descalada COVID-19 y niños

guarderia infantil

Según hemos empezado a notar las medidas de confinamiento que impuso el pasado Marzo el Gobierno para frenar la expansión del COVID-19 se emìezan a suavizar. Vemos que ya empieza a haber una descalada progresiva y en ella los primeros que se han tenido en cuenta son los niños.

El Gobierno ha visto prudente y necesario (tras casi dos meses encerrados en sus viviendas) tener en consideración la necesidad  de los más pequeños de poder salir a espacios abiertos para hacer ejercicio, saltar, correr, tomar el sol y empezar a volver a retomar hábitos de vida saludables en el exterior.

Ya acostumbrados a la rutina de estar en las casas este cambio (aunque deseado) puede despertar todavía a día de hoy ciertos miedos. Por ello desde nuestra guardería infantil hemos  pensado hacer este artículo para responder  a las cuestiones que más se oyen respecto a la salida de los pequeños.

1. ¿Por qué ahora pueden salir?

Terminar con el confinamiento resulta positivo tanto a nivel físico como a nivel emocional para los niños y para que progresivamente vuelvan a la relación normal con su entorno.

Según las autoridades sanitarias el nivel de riesgo al que están expuestos es mucho menor que cuando se produjo la cuarentena y que (siempre siguiendo las normas) estos paseos no van a suponer un  riesgo para la salud de la familia.

2. Aspectos emocionales que están implicados el las salidas

Los padres podemos tener dos respuestas muy diferentes frente a la relajación de las medidas de contención. En una nos alegraremos y estaremos emocionados, consideraremos esta medida como un cambio positivo y un tipo de desahogo.

Si nos sentimos así lo único que tenemos  que hacer es hablar con nuestros  hijo acerca de los nuevos cambios, de las nuevas posibilidades que se abren frente a nosotros y de las normas que debemos seguir en todo momento.

Si en cambio  sentimos un poco de miedo, inseguridad e incluso cierta ansiedad frente a la salida lo mejor que podemos hacer antes de contarles nada a nuestros pequeños es reflexionar sobre nuestras emociones.

Una vez hayamos trabajado sobre ellas podremos decidir si salir  o si es más conveniente esperara que tenemos mayor sensación de seguridad. El hecho de esperar a contar nada nos ayuda a prevenir la transmisión de emociones negativas a nuestros hijos, sitoman tu ansiedad como suya no les vendrá nada bien salir a la calle y la normalización se verá afectada.

Si ya saben que las medidas se han relajado pero no estás seguro o segura de querer tomar el paso todavía lo mejor es que no les comentes ninguna fecha.

3. ¿Qué reacciones puedo ver en mis hijos? 

La gama de emociones varía tanto como en los adultos, pueden sentir desde alegría y euforia hasta miedo o ansiedad. Tenemos en cuenta que desde el confinamiento les hemos explicado mil veces las  razones por las que tienen que estar en casa.

Dependiendo de su edad les será más fácil o más difícil entender por qué ahora el exterior que era tan peligroso ya no lo es.

4. ¿Y si no quiere salir o ha salido pero no le ha gustado la experiencia?

Lo de siempre, comprensión y mucho cariño. Igual que en un principio le pudo costar adaptarse a la rutina de  la cuarentena ahora necesitará su tiempo e ir paso a paso hasta que vuelva a normalizarlo.

Hay que poner en práctica mucha empatía y entender que los más pequeños carecen de todas las capacidades e información que tiene un adulto (igual ni saben lo que es un virus).

Tendremos que validar todas sus emociones,  escucharlas y sobre todo no juzgarlas.

5. ¿Cómo explicarle las nuevas normas?

Los juegos y los cuentos  son la forma en la que mejor aprenden los niños, tanto en su guardería infantil como en casa. Lo mejor es explicarle los motivos de la nueva salida y por qué tenemos que tener normas de control.

Explicarle lo que podemos y lo que no podemos hacer, permitirle anticipar el momento de esta (va a ser después del desayuno o si es mayor a las doce), explicarle que su salida tendrá una duración determinada y sobre todo explicarle que todo debe hacerse con cierta distancia.

¿El mejor  método para hacerlo?

Si son pequeños mediante cuentos o reproduciendo el  escenario días antes en casa.

Una vez hayáis vuelto recuerda seguir todas las  normas de higiene y recompensarlo si se ha portado bien o hablar delo que ha sentido cuando ha bajado,  cuando ha visto personas con mascarillas  o cuando ha visto a sus amigos de lejos.

Publicado el

¿Cuál es la manera más eficaz para que los niños aprendan un lenguaje como el materno?

chino para niños

A la hora de enseñar a un niño un idioma nuevo, el proceso que hemos de seguir será el mismo que se produce en el aprendizaje de la lengua materna. por ello muchas familias han decidido contratar niñeras bilingües o contratar profesores particulares.

Es mucho mejor empezar desde pequeños y, mientras no asisten a la guardería o al colegio, estar en contacto permanente con ambas lenguas, aunque muchas veces la elección dependerá de la edad del niño, el coste de las academias, su cercanía…

Aparte de tener más tiempo libre, los niños tienen también más facilidad para aprender idiomas (y nociones) de pequeños. Entonces, sabiendo esto, apuntar nuestros hijos a chino para niños en estudiosdechino.com, no es una idea tan descabellada como puede parecer: de hecho es una magnifica idea y una buena inversión para el futuro.

Sin embargo, si de verdad lo que queremos es que nuestros niños aprendan un idioma nuevo, existen otras opciones. De hecho, son muchas las razones y las ventajas por los que cada vez más padres deciden contratar a una au pair o un profesor en casa. Es un sistema mucho más cómodo dado nuestro ritmo de vida actual y por lo tanto, el no tener que desplazarnos nos hace estar más tranquilos a la hora de planear nuestras actividades.

Puede ser un remedio muy bueno a la hora de “soltarse”, si nuestro hijo es más mayor y algo tímido es mucho más sencillo hablar así que en público, ya que no temerá equivocarse.

Tener un profesor en casa puede dar un grado muchísimo mayor de personalización a las clases chino para niños y por lo tanto la calidad de la enseñanza es mucho superior. Además resulta mucho más sencillo adaptar la metodología de la clase a una sola persona que a veinte.

La casa donde vivimos sin duda es una de las mayores zonas de confort tanto para nosotros como para nuestros hijos, por lo tanto conseguirán estar mucho más centrados.

El tiempo que invirtamos en una clase particular o durante la convivencia puede ser mucho más efectivo que en una clase convencional ya que es más intenso por el hecho de estar cara a cara con la otra persona. Además de respetar los ritmos de aprendizaje de cada individuo en particular, ya que no tienen que cumplir unos objetivos trimestrales o anuales como sucede en los colegios o en las academias.

Todo esto son incentivos a la hora de plantearnos contratar un profesor particular de chino para niños o un au pair que les atienda en casa.

Sin embargo, hay también muchos niños y adultos que prefieren ir a una academia de idiomas. Para un niño, aprender chino para niños en una escuela de idiomas, puede ser la ocasión perfecta para hacer nuevos amigos, relacionarse con otros niños, aprender jugando y divertirse con las actividades que estas escuela suelen organizar.

Y hay más: aunque nuestra casa puede ser una zona de confort para nosotros, a veces agradecemos poder salir, tomar el aire, etc.

Sin contar que si vuestro niño es tímido o introvertido, relacionarse con otros niños, aprender a hablar en público, etc. son buenas estrategias para que mejore este aspecto de su personalidad desde pequeño.

Publicado el

Juguetes para Niños entre 3 y 6 Años.

Muchos padres están al tanto del crecimiento y desarrollo básico de los niños. Puesto que, mediante las etapas de su niñez es cuando se puede fortalecer y entrenar sus capacidades motoras y mentales para que puedan desenvolverse durante el proceso.

Como la mejor forma de aprender es jugando, los creadores de juegos idearon la idea de categorizar los juguetes según su edad y funcionalidad. En esta oportunidad, se hablará de los juguetes para niños entre 3 y 6 años. Que viene siendo la segunda etapa prodiga de su crecimiento.

Los juguetes para niños entre 3 y 6 años, tienden a ser bastante significativos, pies de ahí, comenzarán aparecer la relación en cuanto a sus intereses en el futuro y qué papel piensan destacar en la sociedad. A continuación, podrá observar algunos de estos juguetes.

Sigue leyendo Juguetes para Niños entre 3 y 6 Años.

Publicado el

Productos para el Cuidado del Bebé en Farmacias online

Cuando en casa hay bebés, estos requieres los cuidados extremos y, esto, incluye todos los productos que de alguna u otra manera contribuye a que el Cuidado del Bebé sea mucho mayor y, por ende, estés más confiada en que le estás prestando la atención adecuada para su mejor crecimiento y desenvolvimiento en la sociedad.

Sigue leyendo Productos para el Cuidado del Bebé en Farmacias online