Publicado el

¿QUÉ SON LAS SOCIEDADES URGENTES?

Quien no corre, vuela. Y en el mercado de las empresas aún más. Un descuido de un par de semanas puede significar ir a remolque de otras empresas con el mismo producto y la misma idea pero a días de diferencia. Con lo que conlleva de experiencia y posicionamiento en internet y en el mundo real.

Por ello, las sociedades conocidas como urgentes, cada vez suponen una de las mejores opciones para encarar una nueva vida como empresario, sea como primera experiencia o como experimentado empresario.  Tanto ellas como las sociedades limitadas constituidas y preparadas para iniciar andadura se encuentran en un momento top.

Y quizás te preguntes, ¿qué es una sociedad urgente? Con este nombre se conoce a las sociedades limitadas ya constituidas que están preparadas para poder operar con el NIF defectivo (incluso, en ocasiones, cuentan con cuenta corriente aún abierta) y que pueden ser adquiridas en el momento siempre que se encuentre como testigo un notario que notifique el trámite. 

EL AUGE DE LAS SOCIEDADES URGENTES EN LA ACTUALIDAD

A lo largo de los últimos años, la venta de sociedades se ha visto modificada y aumentada en el mercado ya que supone una rápida puesta en escena en el mercado empresarial gracias a sus enormes ventajas y a la rapidez de uso que se puede hacer de este tipo de empresas.

Aunque mucha gente lo desconoce, es totalmente legal hacerse con este tipo de sociedades. Según se indica en el Real Decreto 1/2010, y mientras la compra se haga ante notario, esta actividad se encuentra totalmente amparada por la ley. Tras realizar el registro en el Registro Mercantil Central, la operación se cierra definitivamente y se encuentra en total garantía de su uso.

Debido a la inmediatez del servicio y la necesidad de rapidez para muchos emprendedores, este tipo de sociedades urgentes son un revulsivo necesaria para retomar contactos y actividad empresarial. Eficacia y visión de futuro serán las principales armas para el avispado empresario que sepa captar y adquirir la sociedad adecuada.

Otra de las razones por las que este tipo de empresas ha tomado tanto peso en los últimos años es el mantenimiento de la privacidad de los datos de sus socios, un caramelo deseado por la mayoría de empresarios. Las sociedades urgentes no son públicas y admiten un proceso de adaptación hacia el cliente con su consecuente personalización del producto final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *