Publicada en

ESCRIBIR NO ES SOLO UNIR PALABRAS

Escribir no es solo colocar una serie de palabras que tengan sentido siguiendo unas normas de ortografía y gramática. Un buen redactor tiene un estilo propio y debe saber comunicar una idea de forma coherente, atractiva y fácil de leer para el lector.

Si te dedicas a la redacción publicitaria debes seducir con las palabras y para ello primero debes informarte sobre una serie de factores para conocer el producto que vendes y a quien se lo vendes. El redactor publicitario debe saber captar las tendencias de la gente, saber cómo piensa y persuadir para que se compre ese producto.

No todo el mundo sirve para escribir ni se aprende en ningún sitio, aunque hacer un curso de redacción publicitaria puede ayudarte a dar los primeros pasos en el mundo de la redacción debes de tener mucha creatividad y determinación como cualidades básicas para prosperar.

RECOMENDACIONES PARA CAPTAR LA ATENCIÓN CON LOS TEXTOS PUBLICITARIOS:

  1. El titular: El titular debe resumir el cuerpo de la redacción pero  también debes llamar la atención del lector para que lea lo que el articulo tiene que ofrecer.
  2. Añadir una imagen: Una imagen vale más que mil palabras, y aunque hay que enamorar al lector con las palabras con la imagen el lector identificará mucho mejor el producto que se le está ofreciendo.
  3. El primer párrafo: Es la continuación del titular, aquí sí que debes resumir brevemente las ventajas del producto que debes ofrecer de forma que tan solo leyendo estas pocas líneas el lector comprenda a grandes rasgos qué se le está ofreciendo.
  4. Cuerpo: En esta parte del  artículo es donde el redactor se expande y explica detalladamente todas las características del producto ofrecido. Por supuesto, el texto incluido en el cuerpo debe ser interesante y provocativo, nunca aburrido, para que el lector lo lea completamente.
  5. Texto creíble: Además de llamar la atención del lector debes vencer la desconfianza del mismo y hacer que crea en el producto ofrecido.

A la hora de redactar el texto se debe dividir el trabajo en pequeñas partes y anotar las ideas más importantes para el artículo para no olvidar ninguna. Finalmente hay que leer y releer varias veces el texto escrito para comprobar cómo queda leído en voz alta y corregir los posibles errores que se hayan podido cometer.

Con estas recomendaciones ya sólo queda practicar escribiendo mucho hasta que el texto escrito te convenza a ti mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *