Publicado el

¿Por qué sí a las clases online?

clases de ingles online

Las clases presenciales están dejando paso a las clases online, cada vez hay más gente que decide aprender desde su casa con el ordenador. Las clases de ingles online son la solución perfecta para mucha gente que ha decidido retomar  sus estudios o avanzar en el nivel. A toda esta gente le aconsejamos apuntarse aquí: http://es.speakingathome.com/.

La principal razón por la que elegimos las clases online es la flexibilidad horaria que proporcionan. Puedes elegir un plan de estudios que se adapte a tus horarios, clases partidas, clases intensivas. Y si en algún momento no puedes tomar la clase se puede posponer. Es decir, no existen las faltas. Por lo tanto nunca te perderás contenido.

Son accesibles desde cualquier lugar. No necesariamente tienes que dar las clases en tu hogar, también puedes acceder a la plataforma online desde cualquier sitio en el que dispongas de internet. Pudiendo aprovechar los descansos en el trabajo o los trayectos en transporte ¿Qué mejor que optar por unas clases de ingles Skype?

Tendrás un plan de estudios totalmente personalizado. En la mayoría de academias que ofertan este tipo de servicios disponen de pruebas de nivel, tras las cuales te asignarán el plan de estudios que mejor te convenga.

Información sin límites. No sólo podrás disponer de toda la información que cuelguen los profesores en el aula virtual sino que tendrás la vasta red de internet para informarte.

Las clases de ingles online son mucho más amenas, ya que no es sólo recibir la lección pasivamente sino que este tipo de clases se componen de audios, vídeos y ejercicios para facilitarte el aprendizaje.

Desarrollarás una actitud mucho más participativa. En las clases presenciales, al haber muchos más alumnos, es posible que si eres tímido o simplemente tienes un mal día no participes activamente. Aquí todo el trabajo depende de ti exclusivamente.

Ahorro energético y en desplazamiento. Si no tienes suerte y tienes la academia de inglés perfecta para ti en la misma calle dónde vives o trabajas seguramente hayas tenido que desplazarte. No es ya un gasto en billetes o gasolina.

Dejar lo que estés haciendo en ese momento, vestirte, esperar colas, atascos, buscar aparcamiento no será un problema. Ahorrarás en dinero y en tiempo y energía invertidos en el desplazamiento. Y si estás de baja podrás recuperarte sin perder ni un día de clase.

Inevitablemente, una vez terminado el curso habrás desarrollado una mejor autodisciplina. No es sencillo «obligarse» a estudiar y evitar distracciones.