Publicado el

COMPRAR UNA SOCIEDAD LIMITADA YA CONSTITUIDA

Una sociedad limitada es aquella en la que los que la constituyen o compran ven su inversión y su patrimonio protegidos del cobro de alguna deuda adquirida, esto quiere decir que estás sociedades limitan la responsabilidad a sus socios ante cualquier eventualidad como sería el caso ya mencionado de la deuda.

Está flexibilidad de las sociedades limitadas en comparación con las sociedades anónimas hacen que sean muy populares entre los emprendedores por la facilidad con la que se conforman, también se pueden comprar cuando ya están constituida, por supuesto que en este caso habrá sus pro y sus contras como veremos a continuación.

Ventajas de comprar una Sociedad limitada ya constituida

Cuando buscamos comprar sociedades limitadas ya constituidas, lo hacemos con la intención de evitar todos aquellos trámites que resultan engorrosos o molestos pero que son necesarios para la constitución de una empresa, también lo hacemos para evitar cometer errores en lo que podemos incurrir por falta de conocimientos.

Entre algunas de sus ventajas están:

  • No es necesario desembolsar capital porque ya se hizo cuando se conformo la empresa.
  • Existe la confidencialidad de los compradores.
  • Estás sociedades ya poseen una cuenta bancaria por lo que ya no es necesario abrir una.
  • Podemos cambiar los estatutos de la empresa si así lo deseamos.

Desventajas para adquirir o conformar una sociedad limitada.

Las sociedades limitadas también tienen su inconvenientes y tienen que ver con la naturaleza de la misma Sociedad en cuestión, aunque si los colocamos en una balanza, las ventajas son mayores en importancia sin embargo no está demás mencionar algunas de estas.

  • La cifra del capital es pequeña, unos 3000 € que a veces pueden resultar insuficientes para comenzar la actividad.
  • La limitada responsabilidad de los socios en sus aportaciones hace que sea muy difícil que reciban préstamos ya que no se pueden disponer de los bienes de los socios ante una deuda.
  • También hay limitación en transmitir la participación de los socios.
  • Aunque es un tipo de Sociedad más económica y flexible deben ser escrituradas y registradas
  • A veces los administradores que trabajan para este tipo de Sociedad se ven de manos atadas a la hora de actuar Salvo que los autorice la junta.

 

Si vas a montar un negocio, la compra de una sociedad limitada es una excelente opción pues protege tu patrimonio y tus bienes, es relativamente fácil de conformar o comprar y también es receptora de ayudas y subvenciones que son propio de los autónomos.