Publicado el

Devuelve la movilidad a tus articulaciones

Una articulación es una estructura blanda que establece la unión de dos o más huesos entre sí, proporcionando estabilidad y movimiento a los mismos. Las articulaciones poseen elementos que proveen un refuerzo, como lo son: la capsula articular, ligamentos, músculos y tendones.

De tal forma las articulaciones constituyen elementos de gran importancia, garantizando el movimiento de muchas partes del cuerpo como rodilla, codo, hombro y cadera, solo por nombrar algunos. Motivo por el cual al sufrir una lesión o desgaste su función se ve comprometida.

Causas de desgaste articular

Los esguinces, fracturas y luxaciones son algunos de los traumas que pueden afectar la articulación con un daño que puede llegar a ser permanente. Las enfermedades como es el caso de la artrosis, tendinitis, artritis también ocasionan desgaste de ellas.

La artrosis, osteoartrosis u osteoartritis es una enfermedad reumática crónica que lesiona el cartílago articular, al cual podemos definir como una gruesa capa de tejido hialino que se amolda a los extremos óseos y produce una superficie pulida, actuando como un amortiguador.

Es importante saber que el cartílago articular es una característica exclusiva de las articulaciones sinoviales o diartrosis, las cuales permiten el libre movimiento de las superficies articulares.

La artrosis tiene predisposición por las articulaciones que forman parte de la rodilla, cadera, hombros y manos. Las causas de la enfermedad son múltiples, pudiendo mencionar las siguientes: edad avanzada, sexo (más frecuente en mujeres), genética, actividad laboral, obesidad, entre otros.

Tratamiento para regenerar las articulaciones

La regeneración articular es posible gracias a diferentes alternativas de tratamiento, dentro las cuales podemos mencionar: aplicación de plasma autólogo y sus fracciones, componentes o derivados, utilizados actualmente con resultados positivos para el paciente.

La medicina regenerativa ha propuesto tres niveles de tratamiento, de acuerdo a la condición del paciente tenemos lo siguiente:

  • Aplicación de plasma rico en plaquetas: el plasma se obtiene del propio paciente, que estimula el crecimiento del cartílago articular, sin efectos secundarios. Su eficacia se basa en el papel que cumplen las plaquetas, en el proceso de reparación y curación de la herida tisular.
  • Tratamiento de regeneración articular con Ultraconcentrado de Factores de Crecimiento (UFG) más ozono: el UFG es un concentrado de plaquetas obtenido del propio paciente, el cual pasa a través de un largo proceso de concentración, contiene una gran reserva de proteínas bioactivas y factores de crecimiento.

Este material se infiltra en la articulación en conjunto con el ozono como potenciador de la regeneración, estimulando de esta forma las células madre.

  • Tratamiento de regeneración articular con Ultraconcentrado de Factores de Crecimiento (UFG), ozono y Suero Autólogo rico en Citoquinas (SARC): indicado para pacientes con tejidos más dañados, incorporando SARC para potenciar aún más las células madre.

Volver a la vida útil las articulaciones dañadas y lesionadas es posible, gracias a la medicina y los nuevos tratamientos. Es importante individualizar a cada paciente, realizar un examen físico y una historia clínica completa, además los estudios de laboratorio e imágenes necesarios, para alcanzar mejores resultados.