Publicado el

Pilates para el embarazo

El Pilates es un sistema de ejercicios suaves, ligeros y de baja exigencia física, recomendados para mujeres en cinta. Su realización te permitirá tener más control durante el trabajo de parto y recuperarte luego de este con más rapidez. Empieza tu sesión de Pilates para embarazadas en Zaragoza y descubre todos sus beneficios.

Cabe recalcar que debes asistir regularmente al ginecólogo y consultarte antes de iniciar estas actividades. Al mismo tiempo, debes llevar una buena alimentación y permanecer hidratada para que las sesiones se desarrollen sin problemas.

¿Por qué son favorables?

Existe el mito de que el pilates puede desfavorecer a la mujer y que sus efectos son completamente nulos. La realidad es que estos ejercicios funcionan como entrenamiento anteriores al parto y que los mismos trabajan como estabilizadores. Son ideales para reacomodar las malas posturas, realinear la columna y reducir los dolores de una mala posición.

El trabajo también puede fortalecer el abdomen y lo más importante: el piso pélvico. En el momento de dar a luz es indispensable que la mujer haya fortalecido estas regiones para soportar las contracciones y el trabajo de parto con más

También aprenderás como controlar tu toma de oxígeno, lo que te ayudará a relajarte durante los dolores del embarazo a reducir el estrés; además, te dará más resistencia cuando vaya a nacer el bebé.

El riesgo del Pilates para embarazadas en Zaragoza es bastante bajo. Las sesiones son llevadas a cabo con un entrenador especializado, quien guiará tus ejercicios con suma atención. Al mismo tiempo, sabrá atender a tus condiciones y estará siempre al pendiente de fatigas o calambres.

Si ya has realizado Pilates puedes acompañar el entrenamiento con yoga. No obstante, debes tener en cuenta que este último debe realizarse con más moderación, debido a sus estiramientos. No olvides que el propósito no es extender tus extremidades al límite; por el contrario, estas prácticas están completamente contraindicadas.

Después del parto puedes continuar con el Pilates para manejar el sangrado y los dolores seculares. Los ejercicios te ayudarán a reestablecer tu salud al punto de que te sentirás como nueva.

Las várices, los calambres, edemas e incontinencias responden bastante bien. Las rutinas pueden usarse como tratamiento alternativo para respaldar la medicina. Así mismo, pueden dirigirse a tratar otras problemáticas, tales como ansiedad, estrés, fatiga y malestar.

El Pilates para embarazadas en Zaragoza hará más sencilla tu experiencia materna y te ayudará a recuperarte después de dar a luz. Puedes acudir con completa confianza, pero no olvides visitar al doctor para que este juzgue si es recomendable o no su realización.