Publicado el

Un joven experto en diseño 3D que cambió su sonrisa

Este joven estadounidense es Amos Dudley que, cansado de no poseer una sonrisa perfecta y de no contar con los recursos para arreglarla, decidió hacerlo por su propia cuenta, con mucho ingenio, software de modelado y una impresora 3D.

El primer paso que realizó Amos Dudley fue sacar un molde de su dentadura superior, donde destaca la posición adelantada del incisivo lateral derecho, lo que afectaba su sonrisa y su autoestima, el incisivo interior derecho también estaba en posición retrasada.

Buscando la manera de solucionarlo por su propia cuenta, se encontró con información sobre la alineación ortodoncica; los pasos que siguió son algo sencillos, aunque precisan de mucho cuidado y advierte que no es recomendable hacerlo por nuestra cuenta.

El sistema que diseño es transparente, se adapta de manera perfecta a su boca y es mucho más cómodo que los brackets, este chico cuenta con una página web personal donde ha mostrado la evolución de su dentadura.

El proceso de cambio

Luego de tomar el molde, lo escaneó en 3D utilizando NextEngine, un software de escaneo que es muy común en la industria; ya con el modelo en su ordenador, creó una animación que, en varios pasos, corregía la posición de sus dientes, ahora solo precisaba de crear un molde para su dentadura.

Para esto la impresora 3D que tenía en casa no era suficientemente precisa para hacerlo; así que recurrió a la de su universidad; paso por un laborioso proceso de ensayo y error hasta que finalmente consiguió la manera de eliminar las burbujas que quedaban en los moldes y la forma de que no le irritara las encías al usarlo.

Para la impresión final utilizó Proform.030, un material que es biológicamente inerte, y el cual le permitía tenerlo en su boca durante varios días, sin que ello comprometiera su salud; luego de 16 semanas de uso, la dentadura ha sido totalmente adaptada y los resultados buenos.

Su plan ahora es el de crear nuevos moldes que le permitan mantener la posición de los dientes y poder usarlo por las noches, esto le ha ayudado de igual manera con el bruxismo, que es el rechinamiento de los dientes, que se hace presente mayormente durante las noches.

No cabe duda que la historia de este joven es inspiradora, con sólo 60$ y con su gran ingenio logró alinear su dentadura.