Publicado el

Ideas para crear una sala de espera atractiva y confortable

diseño de oficinas

Igual que la primera impresión es muy importante al entrar en una vivienda  sucede lo mismo con el diseño de oficinas y los centros de trabajo. La primera impresión que se lleven las personas influirá en la forma que juzguen nuestro trabajo después.

Uno de los primeros espacios que  suelen ver son las salas de espera, ya que la mayoría suelen esperar un tiempo allí hasta que pueden atenderles. Por ello, al igual que la recepción debe ser uno de los primeros sitios en los que prestemos atención para convertirlo en un sitio cómodo y visualmente atractivo.

Por ello hoy hemos pensado darte las claves del diseño para que puedas conseguir crear una sala de espera cómoda y visualmente atractiva.

Prestar atención al mobiliario

Lo primero que tendremos que tener  en cuenta a la hora de  diseñar la sala de espera será optar  por un mobiliario cómodo, de diseño ergonómico y con una estética varguandista. 

Incidimos en que sea cómodo ya que esperar en un lugar que nos hace sentirnos a disgusto hace que adquiramos  esa actitud en la jornada, por lo tanto no ayuda a las negociaciones o a los tratos.

Si queremos que nuestro cliente o futuro socio vuelva le tendremos que hacer  sentir cómodo  en todo momento, desde que entra por la puerta hasta que sale.

La estética es importante, tiene que estar cuidada y ser acorde con los colores y estética del resto de la empresa. Deberemos prestar atención también al espacio del que disponemos y comprar muebles acorde con este.

De nada nos vale tener una mesa enorme si los asientos están demasiado juntos y no respetamos la distancia entre clientes o si estos tienen que hacer malabares para conseguir sentarse si hay más de dos personas esperando.

Añadir accesorios

Conviene añadir unas mesas de apoyo y colocar en ellas prensa, revistas o  revistas especializadas en nuestro sector que puedan hacer la espera algo más entretenida.

También podremos colocar una pantalla de televisión si nuestra sala es lo suficientemente amplia en la que podremos poner un canal de televisión, música o videos corporativos de nuestra empresa. Atención al volumen, ya que si está demasiado alto tiende a estropear la sensación de confort e impedir la lectura de las revistas o llamadas de teléfono de nuestros clientes mientras esperan.

Podemos añadir también una máquina de café o té y un dispensador de agua. Así si es época de frío nuestros clientes podrán entrar en calor con alguna bebida caliente o refrescarse de las altas temperaturas mientras esperan.

Este tipo de detalles, aunque prescindibles, son muy gratamente valorados  por los clientes, ya que es un punto a favor en la atención al público.

Un plus añadido es una estantería con libros junto con un sofá cómodo o un rincón para que puedan entretenerse los niños si se trata de un negocio familiar para que terminen de sentirse como en casa.

Si se trata de una sala de espera en espacios diáfanos

Lo más recomendado es delimitar nuestra sala de alguna manera, podemos incluir elementos de separación fijos como estructuras metálicas o una mampara de cristal que haga de barrera del resto  de ruidos del centro de negocios.

O definirla visualmente usando revestimientos diferentes en suelos o paredes, pintar la zona de un color diferente o colocando una alfombra por ejemplo en el espacio que tenemos destinado a las esperas.

Si se trata de una sala cerrada

Si no podemos tener luz natural hay que procurar que se encuentre bien iluminada, ayudará sustituir las paredes por cerramientos de cristal. Gracias a la eliminación de alguna de las paredes tendremos un espacio que parecerá mucho más  grande y luminoso.

Otro detalle a tener  en cuenta en el diseño de oficinas y salas de espera es la instalación de aire acondicionado si no disponemos de ventanas y un ambientador para que la sala siempre huela a fresco.