Publicado el

LA CONTAMINACIÓN TAMBIÉN ATACA TU CORAZÓN

Cuando se habla de los peligros y las consecuencias de la contaminación ambiental, se suelen mencionar los más obvios: en general, problemas respiratorios de diversa índole a corto plazo y la génesis de cánceres a largo plazo. Todo ello es cierto, pero los científicos sospechan que la inhalación de partículas aerotransportadas también afecta al buen funcionamiento del sistema circulatorio y del corazón. Un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Michigan explica el por qué.

En concreto, lo que el estudio revela es una relación entre los episodios de contaminación alta y el endurecimiento de las arterias, debido a un aumento de su grosor. En otras palabras, estos episodios aceleran los procesos de arterioesclerosis, una de las principales causas de los problemas cardíacos y los infartos. Igualmente, el estudio, efectuado sobre 7.000 participantes a lo largo de cinco años, demuestra que esta progresión del deterioro arterial avanza con mucha más lentitud en períodos de baja contaminación ambiental. Aunque los científicos consideran necesario aumentar el plazo del estudio, las conclusiones, a estas alturas ya parecen lo suficientemente claras. Queda, por otra parte, trabajo por hacer: el de la identificación de los tipos de partículas más peligrosas en este sentido.

Aunque anteriores estudios estadísticos ya sugerían una relación entre contaminación ambiental e infartos, este trabajo de la Universidad de Michigan añade la explicación científica del proceso.

En resumen: otra razón más para darle la debida importancia a la calidad del aire que respiramos. Teniendo en cuenta que los niveles de contaminación en espacios cerrados son habitualmente mucho más altos que los encontrados al aire libre, recurrir a la instalación de aparatos purificadores de aire en centros de trabajo, edificios públicos y domicilios privados es la medida más adecuada para sortear estos peligros. El mercado de los purificadores de aire está liderado en España por la empresa Biosintel, especialista en la descontaminación ambiental interior de alta gama basada en la tecnología de la oxidación fotocatalítica.