Publicado el

Bornes de la bateria

Son muchas las piezas que conforman a un vehículo, algunas más grandes que otras y, probablemente, se les da mayor importancia a unas sobre otras. Sin embargo, a muchas otras se les deja olvidadas y no se les presta mucha atención, hasta el punto de considerárseles insignificantes.

Hasta que llega el momento en el que se complican, algo frecuente de olvidar son los bornes de la batería. Siempre se tiene en cuenta la batería y se sabe que tiene que cambiarse cada cierto tiempo, pero también se debe interesar por asegurarse del estado de los bornes, que son los que transmiten la energía hacia el motor de arranque y activan la combustión.

No es difícil llegar a la conclusión de que no funcionará el sistema si no hay paso de energía. Por ello, explicaremos sobre los cuidados que deben tener los bornes para que funcionen correctamente y no alteren al resto de los sistemas.

Limpieza de los bornes

Las baterías traen integrado dos terminales, uno positivo y uno negativo, que son los bornes. Es en ellos que van colocados los conectores que los unen con el vehículo. Estas piezas se sulfatan en ocasiones, a razón de eso hay que limpiarlos frecuentemente. Hay formas sencillas de realizar el proceso en casa.

Una de las más comunes y conocidas es haciendo una mezcla con bicarbonato sódico y agua,  untarlas con un trapo y dejarlo por unos minutos. Una vez seco se les pasa un cepillo metálico y, si se desea mejorar el efecto, se les pasa una lija, finalizando se eliminan los restos de polvo y humedad con un trapo seco.

Existen también otros métodos como frotarlos con limón o refresco de cola negra. Antes de conectarlos de nuevo es recomendable untarles un poco de vaselina u otra grasa que sea adecuada según su propósito. Una capa fina de esto será más que suficiente para que no se sulfaten en poco tiempo.

Tanto los conectores como los bornes deben pasar por esto, así ambas partes quedarán limpias en su totalidad. Cuando esté listo para conectarlas deben quedar en buen punto y que puedan hacer contacto, ni muy flojas ni tan apretadas.

Si los conectores lucen dañados, es mejor reemplazarlos, evitando que se queme la batería o el paso de la energía se vea afectado. No es preciso que sean nuevos, lo que importa es que estén aptos. Los elaborados en cobre son mejores que los de plomo, sin embargo, ambos cumplen con el trabajo.

Ocúpese en la medida de lo posible a reemplazar las piezas que ameriten cambio, así prolongará la vida de su coche por mucho más tiempo. Consulte la web piezasdesegundamano.es donde encontrará un amplio catálogo con todo lo necesario para que su vehículo lo acompañe por una buena temporada.