Publicado el

Como mantener en buen estado tus pastillas de frenos

Los frenos en un vehículo son fundamentales en especial porque te ayudarán a reducir la velocidad del coche y a evitar accidentes. Si necesitas cambiar las pastillas de frenos, lo más aconsejable es llevar tu coche al taller mecánico de Aurgi, porque allí encontrarás a los mejores profesionales del mercado.

Sin embargo, debes tener en cuenta que existen algunos consejos que te permitirán mantener tus pastillas de frenos en perfecto estado. Estos los he reunido en este post, así que te recomiendo seguir leyendo para evitar que se desgasten de forma prematura.

Consejos para mantener los frenos en buen estado

Para que puedas evitar que las pastillas de freno se desgasten de forma prematura debes asegurarte de seguir estos consejos útiles:

Frena con el motor

Si frecuentas rutas por montañas, seguramente que en las zonas empinadas tienes que frenar mucho. Lo más aconsejable es que en la medida de lo posible vayas desacelerando de forma gradual y utilizando el freno del motor para las bajadas.

Esto te ayudará a evitar el desgaste prematuro de los discos y de las pastillas, garantizando que tendrán una vida útil más larga. Sin embargo, también debes asegurarte de que el motor no se vea afectado negativamente, para no perjudicarlo.

Conduce con menos peso

Será vital quitarle la mayor cantidad de peso a tu coche porque así podrás conducir de una forma mucho más liviana. En todo caso, si se presenta una mayor fricción, se aumentará el desgaste de los frenos, y esto se produce cuando tu coche está muy pesado.

Recuerda que, en un coche puedes llevar hasta 100KG de cosas que no necesitas, o incluso mucho más. Por este motivo, lo mejor es quitarle peso al vehículo para que los frenos no se desgasten de forma prematura, además porque así podrás ahorrar gasolina.

Revisiones periódicas

Es indispensable que estés revisando el sistema de frenado de una forma constante para que puedas asegurarte de tener un buen rendimiento. En todo caso, debes asegurarte de visitar el taller para el mantenimiento y la revisión de tu sistema de frenos.

Es fundamental una puesta a punto del sistema de frenado, porque así evitarás que la distancia de frenado sea demasiado larga. Además de aumentar tu seguridad y la de otros conductores, también podrás evitar daños relacionados con la amortiguación de tu coche y con los neumáticos. Por esto, debes estar llevando el coche al taller de forma constante para mantenerlo a punto.