Publicado el

Grandes almacenes

Me encantan los grandes almacenes, me encantan en cualquier fecha y en cualquier ciudad, si salgo de viaje a algún sitio, no me puedo marchar sin visitar el centro comercial de turno, no puedo dejar de ir y caminar por sus largos pasillos, no imagino un viaje sin la visita obligatoria de un gran centro comercial.

No siempre compro, no siempre necesito cosas aunque sí que lo hago a menudo, a veces compro por comprar, no por necesidad y al final acabará suponiéndome un problema. Los centros comerciales tienen todo lo que uno necesita, tanto para el trabajo con para la vida diaria, la vida más familiar, desde ropas y calzados, complementos y cosas varias de la apariencia física, farmacias, restauración, tiendas de muebles, de electrodomésticos y cientos de tiendas mas en las que perderse, tiendas de decoración, de materiales varios, materiales de manualidades y de papelería, aunque yo siempre he confiado en mercamaterial para adquirir todos esos productos, ya que me encantan las manualidades y en esa página web compro bueno y barato que en definitiva es lo que necesito y quiero.

En los centros comerciales pasan muchísimas cosas, desde caídas, a robos, pasando por pedidas de mano, comidas familiares y compras compulsivas, hay personas que enferman en los centros comerciales incluso mujeres que dan a luz en los grandes almacenes, hay penas y alegrías y por supuesto ventas. Los centros comerciales son los puntos de encuentro de muchas personas, puntos de encuentro en los que quedan los jóvenes para ir al cine o tomas unas cañas hasta que se van a los pub o discotecas. Los grandes almacenes están llenos de vida, llenos de anécdotas y llenos de sueños.

Cuando hace mucho calor, nos vamos al centro comercial a pasar la tarde, que hace mucho frio lo hacemos igual, a merendar al centro comercial, de compras al centro comercial todo lo hacemos en torno al centro comercial y es que no es para menos. Es el único lugar en el que encontramos todo lo que necesitamos y de todo, una gran variedad de tiendas y de establecimientos para poder hacer todas las cosas que tenemos que hacer en el mismo lugar, sin tener que salir del recinto.
Me encantan los centros comerciales, me encantan los grandes almacenes, me encanta pasear por los pasillos repletos de gente y de comercios con las puertas abiertas para que los clientes puedan pasar a gastar en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *