Publicado el

Tres películas con escena rodadas, nada más ni nada menos que en… ¡Tulum!

 

Tulum es una ciudad del sureste de México, ubicada puntualmente dentro de la península de Yucatán, en el Estado de Quintana Roo. Destino turístico de playa por excelencia, Tulum cuenta además con un parque nacional, con valiosos yacimientos arqueológicos y con gran variedad de cenotes.

 

Sus paisajes son encantadores y en varias oportunidades han sido elegidos, además, como locaciones donde rodar importantes películas. ¡Increíble!, ¿verdad?. Tal vez, al igual que nos ocurrió a nosotros al recopilar esta información, hayas visto alguna de estas películas pero no hayas reparado en este dato de color.

 

Hemos seleccionado los tres films más importantes donde Tulum aparece como escenario y queremos compartirlos. ¡Aquí van!

1- Viajes de Esperanza

(Año 2014. Director: Luis Fernando Chavez)

 

Diego, un exitoso abogado, trabaja junto a un grupo de prestigiosos profesionales de su misma área. En un contexto dominado por el dinero y la ambición, su jefe le encomienda la (¿poco ética?) tarea de apropiarse de gran parte del territorio en la costa de Quintana Roo.

Este equipo de abogados ve con ojos de desarrollo y ganancias a Tulum y a otras playas en sus cercanías. Sus habitantes, por el contrario, llevan adelante una apacible forma de vida que desean conservar y que intentarán defender hasta el límite.

En el trailer se percibe cómo este joven litigante se conectará con valores propios que parecía haber olvidado y se enfrentará de esta manera con un dilema personal: cumplir con el objetivo laboral que le asignaron o, bien, hacer caso a sus verdaderos principios. Todo ello se dificulta más tras la convivencia con los habitantes de estas tierras y, lo que es determinante, tras verse flechado por María, una hermosa e inteligente joven de la región.

Las playas de Tulum y sus alrededores puestas en foco desde dos perspectivas contrapuestas. Más allá de la opinión personal que cada quien pudiera desarrollar luego de ver este film, habrá sin dudas consenso en la belleza y majestuosidad del entorno y en que el amor, a veces, puede hacernos descubrir nuestra verdadera naturaleza como seres humanos.

2- Planet Terror

(Año 2007. Director: Robert rodriguez)

 

Los habitantes de una ciudad están siendo atacados por una extraña epidemia: un gas que el Ejército esparce por el aire y que se propaga muy rápido los transforma en seres terroríficos, con apetito voraz de carne humana. Estos seres fantásticos “no están vivos, no están muertos” y, aparentemente, “nada los detendrá”.

 

Cherry y Wray, sin embargo, deciden luchar contra los zombies. Gracias a su resistencia para la lucha y habilidades organizativas, comienzan a dirigir a un equipo de guerreros dispuestos a enfrentar el apocalipsis y a buscar un remanso de paz en el único lugar seguro que conocen que es, justamente, Tulum.

 

La película se enmarca dentro de la ficción de explotación. Este género es conocido por   mostrar escenarios violentos de una forma exagerada o irreal, con elementos exóticos y transgresores que hasta llegan a suscitar el morbo. ​

 

Después de ruido, sufrimiento, violencia y ficción borderline, la protagonista parece llegar a la solución y dice: “encuentro a los perdidos, a los cansados, a los que no tienen esperanzas. Los encuentro y los guío. Hacia una tierra que hicimos para nosotros, una tierra junto al mar”. Esa tierra, opuesta a la realidad de la ciudad de la que huyen, es Tulum.

 

Los paisajes de Tulum aparecen en esta película en los últimos minutos, como el edén al que logran llegar los elegidos tras un intenso combate. Al haber sido rodada con bastante anterioridad a la época de mayor explotación turística de Tulum, el escenario es distinto al que actualmente conocemos: playas sin infraestructura, nada de desarrollo de construcción y pocos habitantes. Paz, sol, arena y agua cristalina, eso sí se aprecia al igual que ahora. Y la metáfora del paraíso porque, después de todo: ¿a dónde huir si no es a una playa paradisíaca?.

3- Soñando con Tulum

(Año 2009. Directora: Tiahoga Ruge)

 

Esta película, tal como lo explica su directora Tiahoga Ruge, narra una parte de la historia de Federico Fellini, el gran director italiano. No hace un recorrido por su vida sino que toma el fragmento que tiene que ver con una experiencia mística: el encuentro con el antropólogo Carlos Castaneda y la fascinación de Fellini por México, representado aquí por la aventura surrealista que lo lleva desde Tijuana a Tulum.

 

La directora, Tiahoga Ruge, cuenta una anécdota al respecto: “en 1979, Fellini filmaba La ciudad de las mujeres y existía una escena en la que había un mar precioso, un mar del Caribe, y la escena no salía, no salía y no salía, hasta que finalmente me desesperé y le propuse: ‘Maestro, ¿por qué no vamos a Tulum y hace usted esta escena del mar?, porque lo que está recreando es una playa igual a la de Tulum’. Allí, le nace esa obsesión por Tulum. Al final acabó laborando la escena en Cinecittá, pero quería saber todo de Tulum. Se volvió para él un lugar mítico.”

 

Entonces bien, resumiendo: Tulum es el lugar elegido por millones de turistas que optan por aguas tranquilas, playas de arena blanca, historia de la antigua civilización maya, variedad en hotelería y restaurantes, actividades recreativas durante el día y de diversión durante la noche. Y es, también, escenario de películas de gran envergadura que, independientemente del género o del tema que traten, siempre lo muestran como un paraíso protegido, místico y natural. ¡A rodar tu propia película!